|

Iniciación a la escalada: 5 tips esenciales

La montaña ofrece infinidad de posibilidades en cuanto a deportes se refiere, pero para algunas de ellas es importante tener una buena preparación. Si te apetece iniciarte en la escalada y quieres hacerlo a consciencia, lo mejor es que procures conocer tu nivel, tus necesidades y tus límites. En el siguiente artículo, hemos recogido algunos consejos de nuestros expertos de montaña para que iniciarte en la escalada sea mucho más sencillo. 

Si siempre has deseado iniciarte en la escalada pero nunca encuentras el momento, ahora ya no tienes excusas. La escalada es una práctica deportiva maravillosa e idónea para quienes aman la montaña y, aunque sea un deporte de riesgo y a veces pueda parecer una actividad solo para valientes, debes saber que tiene múltiples vertientes y formas de ser practicada. Por ello, te recomendamos que no te arriesgues si no lo ves claro, y que procures conocer tus límites para disfrutar en todo momento mientras estés escalando.

A continuación, te mostramos 5 consejos básicos para iniciarse en la escalada:


1. Empieza con una actividad guiada

Para una mayor seguridad, lo mejor es que tu primer contacto con la escalada sea a través de una actividad guiada. Si optas por organizar un ascenso con un guía, no solo podrás sacar beneficio de sus conocimientos técnicos, sino que además tendrás la seguridad de que elegís una zona adecuada para tu nivel. Además, con un guía asumirás el mínimo riesgo posible y conseguirás disfrutar mucho más de este primer contacto, de forma que seguro que querrás repetir e ir mejorando poco a poco. 

Debes saber que la escalada es un deporte de riesgo y que la única forma segura de practicarla es utilizando un equipo homologado, y llevando a cabo todas las medidas de seguridad que estén a tu alcance. Solo así podrás disfrutar al máximo.

Nueva llamada a la acción


2. Elige la zona con precaución

Si no optas por una actividad guiada porque vas a escalar con personas que ya conocen este deporte y lo han practicado en varias ocasiones, te recomendamos que elijas con precaución la zona en la que vas a realizar la actividad. Es muy importante que todo el grupo consensúe los detalles de la zona y se adapte al nivel de la persona que tiene menos conocimientos de escalada. 

Si, por el contrario, te obligas a adaptarte al nivel de quienes saben más, no lograrás disfrutar y sentirás que esto no es para ti. Recuerda: hay muchos tipos de paredes en las que escalar y seguro que tus compañeros pueden ceder para que todos podáis pasarlo bien. 

 



También te recomendamos que empieces escalando en zonas de poco desnivel, de este modo evitarás el cansancio en tu primer día. Y, recuerda que la calidad de la roca que elijas también será determinante para que tu experiencia sea segura y divertida.


3. No subestimes el rocódromo

Además de un sitio fantástico para conocer a gente que ama la escalada, el rocódromo es un lugar excelente para entrar en contacto con este deporte. Practicar en un rocódromo un par de veces por semana te permitirá avanzar poco a poco y descubrir si realmente te gusta y quieres seguir experimentando. 

Como sabes, en la escalada trabajas con el peso de tu propio cuerpo, de manera que deberás ir acostumbrándote a desarrollar la fuerza relativa, es decir, la fuerza que aplicas al mover tu peso corporal. Además, las primeras veces que vayas al rocódromo pondrás a prueba tu flexibilidad y tu equilibrio para lograr subir más arriba, y en poco tiempo te darás cuenta de que tu cuerpo cede y mejoran tus habilidades escaladoras. Sin duda, el rocódromo es el escenario perfecto para ganar seguridad y potenciar la confianza en ti mismo que necesitarás posteriormente. 

Nueva llamada a la acción


4. Conoce el material a la perfección

El material es un componente fundamental en cualquier ascenso de escalada deportiva y es imprescindible que esté siempre en perfecto estado. Seguro que has oído hablar de los pies de gato, el arnés, las cuerdas, los mosquetones o el asegurador, pero con saber qué es cada cosa no es suficiente. Por este motivo, te recomendamos que antes de tu primer contacto con el mundo de la escalada, dediques unos minutos a conocer el material: cómo funciona, cómo tiene que colocarse y cuáles son los accesorios de escalada indispensables en cualquier ascenso. 


 

Si quieres saber más sobre material de escalada, entra en nuestro artículo sobre el equipo básico de escalada y no te pierdas ningún detalle.


5. No hagas nada para lo que no estés preparado y disfrútalo

Disfrutar debería ser la premisa básica de cualquier escalador, ya sea principiante o experto. Especialmente al principio de tu experiencia como escalador o escaladora, es importante que conozcas tus límites y los dejes claros, tanto para ti como para las personas que van a acompañarte en el maravilloso viaje de la escalada. Si empiezas a escalar con un grupo algo más experto que tú, es posible que sientas presión y pienses en forzar tu cuerpo, pero si no estás acostumbrado a esta práctica deportiva quizás no estás lo suficientemente preparado para asumir el mismo riesgo que tus compañeros. 

Avanza siempre y cuando te sientas preparado y no te olvides de disfrutar. Solo así conseguirás alejarte de tus miedos y mejorar día a día. ¿A qué esperas para empezar a escalar y no parar de hacerlo nunca jamás?

Artículos relacionados