|

La puesta apunto de tus esquís en el taller de Viladomat

Cuando damos el pistoletazo de salida a la temporada de esquí y las pistas empiezan a lucir completamente blancas, es el momento de limpiar el polvo de todo tu material (y mucho más que eso). Saca tus esquís del armario y coge nota de todos nuestros consejos. Con este artículo queremos mostrarte la importancia de poner a prueba tu material antes de utilizarlo, en especial después de haber estado un tiempo en desuso. ¡Prepárate, visita el taller de Viladomat Ski y disfruta de las pistas con seguridad!

Mantenimiento de esquís

 

Lo cierto es que siempre te recomendaremos que lleves tus esquís al taller al menos una vez al año para que un especialista los revise y realice las reparaciones pertinentes. De este modo, conseguirás que vuelvan a estar como nuevos y garantizarás una experiencia segura y mucho más satisfactoria en la nieve.

Es imprescindible que prestes atención al mantenimiento de esquís y los cuides tanto al final de cada uso como al finalizar la temporada. Al final de cada jornada, te recomendamos secar la suela y los cantos con un trapo para secar el esquí y limpiar las impurezas que pueden tener tus suelas.

Al finalizar la temporada es recomendable realizar un encerado sin rascar la cera -dejándola aplicada en la suela- y así guardar el esquí protegido hasta el inicio de la siguiente temporada. Una vez se vaya a utilizar de nuevo el esquí, quitaremos la cera y retiraremos de este modo todas las impurezas que hayan podido adherirse en el esquí durante un largo periodo de inactividad.

En nuestro taller podemos revisar o reparar tus esquís, pero también darles acabados propios de alta competición para disfrutar de una experiencia única.

Aquí te dejamos un vídeo de nuestro canal de YOUTUBE en el que mostramos el procedimiento que seguimos en Viladomat para el mantenimiento de los esquís.

 

 

Mantenimiento de esquís, en el taller de Viladomat

En el taller de esquí de Viladomat contamos con la tecnología más avanzada en reparación y puesta a punto de esquís. Actualmente disponemos de un taller con máquinas MONTANA, entre las que destaca un robot con dos piedras, que permite conseguir estructuras de máxima calidad.

 

Reparación esquís

 

¿Qué es la estructura de los esquís?

Una estructura es un dibujo o grabado que hacemos mediante las piedras del robot previamente dibujadas por puntas de diamante, dando un grabado en la suela que influirá en el deslizamiento y comportamiento de nuestros esquís como si se tratara de un neumático en el caso de un coche. El dibujo de la estructura, permite evacuar más rápido posible las moléculas de agua de la nieve. 

Material reparación de esquís

 

Nueva llamada a la acción

 

¿Qué diferencia hay entre nuestra máquina de reparación de esquís y otros robots en el mercado?

Sin duda el acabado y satinado de cualquiera de nuestras estructuras. La nuestra es la única máquina que no solo trabaja el dibujo elegido para la suela sino que también incide en los espacios sin dibujar, lo cual deja un resultado de suela sin apenas impurezas dando un deslizamiento y comportamiento óptimo.

 

¿Cómo consigue este resultado?

Mientras una de las dos piedras de la máquina mantiene un dibujo efecto espejo, la otra dibuja o graba la suela con el dibujo elegido. A parte, disponemos de un catálogo de estructuras en función de la disciplina, la temperatura de la nieve y el tipo de nieve.

 

Pasos del mantenimiento de esquís en el taller de Viladomat

En primer lugar, repasamos las posibles ralladuras rellenándolas con P-TEX con la maquinaria oportuna. Se funde el P-TEX a una temperatura elevada en torno a 300ºC, consiguiendo así una compactación más fuerte en el agujero y rellenándolo por completo.

Una vez reparados los daños del esquí, los introducimos en el robot donde se quitará el exceso de plástico, se estructurará la suela del esquí y, en definitiva, se realizará una reparación completa del esquí.

 

1. Cantos laterales

Mediante la máquina Robot, el proceso también se encarga del canto lateral con la angulación deseada, de medio en medio y normalmente entre 87 y 90 grados. En competición, se buscan ángulos más cerrados que nos dan un ataque más rápido en curva y un agarre mayor.

Muchos corredores utilizan un ángulo de canto lateral de 87-88 grados, buscando así un ángulo más encerrado y un mayor agarre en condiciones de nieve más dura y ofreciendo un comportamiento más agresivo.

En cambio, en uso más lúdico, el compromiso de agarre pero también de maniobrabilidad o facilidad de giro será más aconsejable en un ángulo más recto, siendo el de 89 grados una buena opción para conseguir unos giros más fáciles.

En nuestro taller también podemos realizar los cantos laterales con la máquina Race edge, posiblemente la mejor máquina de acabado de canto lateral que mediante sus dos discos cerámicos, ligeramente inclinados, nos dará un plus de corte y definición para llegar tanto al corredor como al esquiador más exigente buscando agarre en condiciones de nieve muy dura. Se trata también de una máquina robotizada que ejerce en todo momento una presión adecuada evitando así errores en la ejecución del canto. Angulaciones desde 85 grados subiendo en medio en medio hasta 90 grados. 

 

2. Tunning

El paso siguiente es que la máquina realice el proceso de tunning, importante para la conducción de nuestros esquís, pudiendo hacer el radial (0.7 - 0.5 - 0.7 grados), todo a 0.5, todo a 0.7 o también todo a 1 grado (en función de las necesidades de cada esquiador). Según la disciplina y las necesidades elegiremos el tipo de angulación.

En competición, sobre todo en Slalom, se optará por un tunning más pequeño (por ejemplo todo a 0.5) para obtener mayor rapidez en la toma del canto. En cambio, en disciplinas de velocidad como SG o DH, donde prima la rapidez -y por lo tanto el deslizamiento-, se utiliza una mayor angulación en el tunning, por lo que se daría 1 grado.

No obstante, la última palabra en una preparación de competición la tienen el corredor y su skiman, por lo que habrá diferencias según las preferencias de cada corredor. Recomendamos el tunning radial (0.7 – 0.5 – 0.7 grados) como uso estándar normal dando un poco más de angulación en la espátula y en la cola (0.7), con el resto del esquí a 0.5 dando así un agarre óptimo.

En nuestro taller, no solo podemos ofrecer un acabado específico sino que con la reparación básica (dando un dibujo polivalente y acabados estándares) también volverás a tener tus esquís nuevos. -Sí, sí. Nuevos literalmente-.

 

 

VILADOMAT TALLER MONTANA DEF 2 logo petit CORRECTE A USAR

 

3. Encerado

Un paso final en toda revisión o puesta a punto de material o únicamente como paso único en el caso de perseguir un esquí más rápido o receptivo es el encerado. Cuantas más veces se encere el esquí más receptivo estará este frente a la cera para que el esquí sea más rápido. En nuestro taller ofrecemos varios tipos de encerado:

 

  • ROTOR BRUSH

    Este encerado se hace mediante una máquina de encerar, donde un rodillo en caliente nos impregna la suela de cera y otro rodillo la cepilla. Un método rápido pero eficaz.

    Viladomat Ski Enceradora

    .
  • LÁMPARA DE INFRARROJO

    Este tipo de lámparas actualmente también son utilizadas en alta competición. Mediante una radiación infrarroja, mucho menos agresiva que una plancha, se consigue impregnar de cera el esquí ayudando a dilatar más el poro de la suela. Por tanto hace que el encerado sea más efectivo.



    Viladomat Ski Infrarojos
     .
    a
  • ENCERADO WORLD CUP VOLA EXPERIENCE


    Después de formaciones con skimans de copa del mundo y mediante el uso de ceras de la marca VOLA, podemos ofrecerte un encerado de máximo nivel. Este encerado consiste en cepillado de suela, impregnación y limpieza mediante una parafina de alta calidad (Cera vola R021).

    Enceramos en caliente y rápidamente secamos y cepillamos la parafina dejando a punto la suela para la siguiente capa de encerado. Este proceso permite limpiar la suela y prepararla para el encerado base. Realizamos el encerado base con uno de los tres tipos de cera siguientes:


    • Encerado manual primera capa con cera base SL hard base: utilizada para Slalom, nos proporciona una aceleración muy rápida ideal para este tipo de pruebas técnicas. 

    • Encerado manual primera capa con cera base GS medium: encerado polivalente que proporciona un compromiso ideal entre aceleración y velocidad punta ideal para gigante. 

    • Encerado manual primera capa con cera base SG-DH base soft: la cera base perfecta para SG y DH, a pesar de no tener la aceleración tan rápida, su compuesto más blando proporcionará una velocidad punta mucho más alta que las demás. 
       

Después de aplicar la cera base (hard, medium o soft) rascaremos y cepillaremos la suela para aplicar finalmente la última capa. En el caso de la cera para esquís de competición, utilizamos una cera de lenta cristalización, con la opción de elegir entre distintos tipos según la temperatura, estado y calidad de la nieve.

Después de aplicar una cera líquida de lenta cristalización, solo entonces, se puede poner como última capa o no, un acelerador. El acelerador se utiliza en carreras donde el inicio es más llano de lo normal, y por tanto, necesitaremos una aceleración máxima al no tener pendiente en la pista: este acelerador es eficaz los primeros segundos de prueba.

 

Viladomat-video-taller

 

Otros servicios disponibles en el taller de Viladomat 

Cuando un esquí de competición es nuevo también disponemos de un servicio de impregnación y saturación de cera mediante una funda de termocalor hot box, la cual recomendamos ya que permite dar una mayor receptibilidad a las ceras desde el primer día y, por lo tanto, convertir la suela del esquí en una suela rápida. Este ciclo de saturación e impregnación, en competición también se aconseja hacerlo al menos una vez durante la temporada. Sin duda, mantendrá las cualidades óptimas de una suela de competición.

 

PEDIR CITA TALLER

 

Ahora que ya sabes cuáles son los pasos para reparar y preparar tus esquís, podrás hacerlo siempre que sea necesario siempre y cuando cuentes con el material y los productos específicos para hacerlo. No obstante, no olvides que es importante visitar el taller de vez en cuando para asegurarte de que el estado de tu material es el óptimo para garantizarte seguridad y disfrute en la nieve.

Puedes contar con nosotros, ¡no lo dudes!.

Artículos relacionados