|

Cómo hacer la mochila para una ruta de trekking

La mayoría de los errores que cometen los excursionistas principiantes tienen que ver con el momento de preparar su mochila de senderismo. Debes saber que no preparar correctamente tu mochila para una ruta de trekking puede llevarte muchos problemas durante la caminata y hacer que vuelvas a casa con dolor de espalda, pies hinchados y ampollas. Imagina lo imprescindible que es preparar tu equipaje de forma consciente. 


Si en tu primera experiencia de trekking regresas con malas energías, probablemente no vuelvas a repetir y abandones esta actividad para siempre. Como no queremos que te ocurra esto, te explicaremos lo importante que es preparar la mochila de senderismo de forma consciente antes de una aventura de trekking o senderismo. Con este artículo en nuestro blog de deportes, queremos asesorarte para ahorrar esa frustración en tu primera experiencia de trekking

 

¿Cuánto debe pesar una mochila de trekking?

Como expertos te recomendamos que tu mochila de senderismo no pese más del 20% de tu peso corporal, pues lo ideal sería que pesase un 10% del mismo para garantizar la comodidad que necesitarás durante toda la caminata. En este sentido, debes tener en cuenta que las mochilas para trekking pesan algo más que las pensadas para otras actividades, pues incorporan algunos gadgets y accesorios que te resultarán muy útiles.

Nueva llamada a la acción

Por este motivo, si todavía estás a tiempo de elegir tu mochila para senderismo, te recomendamos que te fijes en el peso de la misma y procures elegir un modelo más bien ligero. 

Cuando vayas a calcular el peso total de tu mochila, ten en cuenta que una carga inadecuada durante una caminata de media o larga distancia puede provocar problemas de cadera, rodilla y espalda. De lo contrario, una ruta de trekking con una carga adecuada será una actividad saludable para tu cuerpo. 

 

 

¿Cómo distribuir el peso en la mochila de trekking? 

¿Te has preguntado alguna vez dónde se pone el saco de dormir en la mochila? Distribuir correctamente el peso y los artículos es importantísimo para garantizar tu comodidad a lo largo del camino. Si no optimizas el espacio disponible en tu mochila para senderismo pasarás demasiado tiempo sacando todo lo que metiste dentro y volviendo a guardarlo al azar. 

Sacar las cosas de la mochila no es un problema si estás en una habitación de hostal, pero hacerlo en medio de la montaña o con situaciones de poca luz no resulta tan agradable.

 

  • ¿Qué debes llevar en la parte inferior? 

Artículos grandes y blandos que usarás para dormir, por ejemplo. El saco, la almohada, tu sudadera con capucha o tu cortavientos.

  • ¿Qué debes llevar en medio?

Elementos grandes y firmes que necesitarás en ocasiones puntuales, como los alimentos o artículos para cocinar, los recipientes o cualquier cosa relativamente dura.

  • ¿Qué debes llevar en la parte superior? 

Todos aquellos artículos que puedas necesitar con frecuencia o en caso de emergencia. Los impermeables, el papel higiénico, el mapa, tu GPS o el agua deberían estar en la parte superior.

  • ¿Qué artículos deben ir colgando de la mochila?

Nuestra recomendación es que evites llevar cualquier artículo colgado de la mochila si es posible, incluso los que puedan parecerte muy livianos como la funda de las gafas de sol. Todo lo que cuelgue de tu mochila podría hacer ruido, molestar o engancharse con las ramas de los árboles.

No obstante, otros artículos como los bastones de trekking, los palos de tu tienda de campaña, las cuerdas o taburetes plegables son demasiado grandes para caber dentro de la mochila y por ello es mejor que vayan sujetos en el exterior. 

 

 

 

¿Cómo levantar la mochila de trekking del suelo sin sufrir dolencias? 

Recoger correctamente la mochila de trekking del suelo es algo que la mayoría de excursionistas experimentados se olvidan de explicar. Los principiantes, por lo general, tiran de la mochila por una de las correas del hombro y ejercen una tensión indebida sobre la misma, por lo que podría romperse teniendo en cuenta que el peso de la mochila es elevado. 

Nueva llamada a la acción

La forma correcta de hacerlo es usar el lazo o lengüeta de la parte superior de tu mochila para llevarla hasta tu muslo, y luego usar las correas de los hombros para colocarla a la espalda. Las dos correas a la vez pueden soportar mucho más peso que una sola, incluso si estas parecen muy finas. 

Si estás realizando tu caminata en compañía de alguien más, puedes recoger su mochila agarrándola por las dos correas y ayudarlo a colocarla. Las mochilas para trekking suelen ser bastante pesadas, por lo que es mejor que te lo tomes con calma y hagas movimientos lentos para no sufrir un tirón o alguna consecuencia peor. 



La capacidad de las mochilas de trekking

La capacidad de la gran mayoría de mochilas se mide en litros. Para que te hagas una idea, una mochila para el colegio o el instituto suele tener una capacidad de 20 o 30 litros. De este modo, en función de las características de tu ruta, deberás elegir una mochila de trekking con algo más de capacidad. Una mochila de 40 L será suficiente para una ruta de varios días, siempre y cuando organices bien tu material.


Como referencia, una mochila de 20 L sería para una excursión de un día, una mochila de 40 L será suficiente para una ruta de varios días, siempre y cuando organices bien tu material. Además, debes saber que en el mercado hay mochilas de hasta 70 u 80 L, incluso en formatos ampliables, para que puedas escoger según tus necesidades, en caso de hacer rutas más largas. 

Tips para hacer una mochila de trekking 

  • Compra una báscula

Con una báscula podrás pesar todos los artículos que te llevarás en tu viaje y pesar tu mochila antes de irte. Si pesa más de 12 kilos, reconsidera lo que es realmente importante e intenta prescindir de algo si es posible. 

 

  • Impermeabiliza tus cosas

Si tienes esa opción, hazte con una mochila de trekking que sea impermeable o consigue bolsas impermeables para proteger tus cosas en el interior. ¿Te imaginas cómo sería dormir en un saco mojado o húmedo? Las bolsas con cierre hermético son una forma rápida y segura de mantener secos algunos artículos.


  • Compra una mochila que se adapte a tu cuerpo

Ten en mente tu estatura y mide la longitud de tu dorso y tus caderas para asegurarte de que tu mochila encaja a la perfección con tu cuerpo. De este modo, conseguirás que el peso se distribuya mejor y evitarás sentirte incómodo cuando la mochila esté llena del todo. 

 

Ahora que ya tienes toda la información para preparar tu mochila de trekking correctamente, comprueba que tienes todo el material necesario y no dudes en visitar nuestras tiendas o tienda online para hacerte con todo lo que necesitas para tus salidas de trekking. 

Artículos relacionados